PMG

 

Amanecer en los brazos lo extraño y lo añoro
Me gusta repasar tu cuerpo sin fronteras,
Por tus montañas y valles
Y despertar la primavera en tu ser.

Deteniéndome a beber de tu fuente
Hundiéndome en tu alma, fundido en una sola piel
Y escuchar la música que cantas
Cuando te vuelves mía.

Me pasearé por tu ventana
Y derramaré mil caricias en tu espalda
Vistiéndote de besos todo tu cuerpo
Subiendo al cielo y llegando juntos a la gloria

Quiero ser la brisa fresca que toca tu alma
Y ser el viento cálido que vuele entre tu falda
Que honor ser el hombre de tu vida
Y el compañero de tristezas y alegrías

Dios me bendijo contigo mujer especial
Quiero ser siempre tuyo
Como el atardecer al viento estival.