Fernando Pineda

 

Empiezo pues, necesito decirlo
No me contengo, yo estoy desesperado
El mundo me consume
Y la rutina me asecha
A seguir esta brecha
Por la que todos pasan
Sin dejar una huella
Mis sueños de gigante
Tropiezan por doquiera

Y mi existencia fatua
Teme ser lo que es
Quiero sentirme solo
Ser mi juez, mi verdugo
Aplicarme el castigo
O dictarme inocente
Y si mi cuerpo muere
Que mi ser trascienda
Que mi espíritu viva
Y que siga la vida